Saltar al contenido

Clasificación del cuero según su procedencia

clasificación del cuero

El cuero no es más que la piel o tejido que recubre el cuerpo de los animales, la cual es obtenida mediante un proceso de separación y eliminación del pelaje que la protege. Este material es sometido a técnicas de curtido que impiden su putrefacción, convirtiéndolo en piezas con características resistentes y con alta flexibilidad, que permiten la confección y fabricación de todo tipo de artículos, desde vestidos o indumentaria, ropa para el invierno, cinturones, gorros, guantes, hasta accesorios como carteras, bolsos y maletas e incluso mobiliario y tapicería, entre otras utilidades.

En el mercado o la industria de la peletería  existen varios tipos de cuero, el cual es clasificado según dos aspectos.

Clasificación según su procedencia

Es decir, de acuerdo a  la especie o tipo animal del cual es obtenido, presentando características particulares en cuanto a su apariencia, resistencia y durabilidad, entre otros aspectos.

Tratamiento o técnica

Que se utilice durante y después  del proceso de curtido. Hoy, nos ocupa el clasificado por su procedencia. Veamos!

Según este aspecto, este noble material se clasifica en cuero de bovino, de caprino, porcino, equino, nutria, chinchilla, reptil, pez o cervino. Y las mismas están muy influenciadas por la edad, el sexo y la estación del año en la cual es obtenido, determinando en gran medida la estructura de la pieza.

Por ejemplo, no es lo mismo el cuero de bovino, de un becerro o de una vaca entrada en años, cada uno tendrá sus características particulares, seguramente el del animal más joven será más suave al tacto y dócil para ser trabajado, así como es macho o hembra. También cuando se refiere a la estación del año es importante tomar en cuenta que no podrá obtenerse la misma calidad de cuero o piel de una chinchilla, por ejemplo, en la época de invierno o en verano, cuando el pelaje ha escaseado y no es tan esponjoso.

Estos datos son sumamente importantes si deseas también elegir el cuero que mejor se adapte a tu proyecto y te arroje mejores resultados, en cuanto a estética y durabilidad, pues no es lo mismo confeccionar un monedero a un par de zapatos o un forro de muebles a un cinturón.

Por eso conocer las bondades de cada tipo de cuero, según su procedencia es vital para determinar qué tipo de  piel deberías elegir, si de vaca, becerro, potro, cabra, oveja, carnero, cerdo, pez o chinchilla.

En resumen, las de bovino, vaca o becerro, son de muy buena calidad y versátil para realizar diferentes tipos de proyectos donde la creatividad esté presente. Mientras más joven el animal, más fina será su piel, pero sin perder la resistencia y durabilidad.

La de caballo o cuero de equino es más barata y aunque no alcanza a la calidad del cuero de bovino, es muy útil para realizar proyectos donde se requiera texturas más gruesas. Las de caprino, son muy finas y elásticas. El cuero porcino es fuerte y duradero, la de chinchilla es la perla de las pieles y en fin, el mercado peletero te ofrece múltiples opciones que seguramente se adaptarán a tus necesidades.

Aquí listaremos los tipo de cuero según su procedencia:

¿Qué es cuero de Bovino?

¿Qué es cuero de caprinos?

¿Qué es cuero de porcinos?

¿Qué es cuero de chinchilla?

¿Qué es cuero de equinos?

Piel de cocodrilo

Cuero de reno