Saltar al contenido

Cuero vs Poliuretano

noviembre 4, 2018
poliuretano

Convertir la piel de un animal en una obra de arte, en vestidos, ropa, mobiliario o accesorios tiene un proceso complicado. Cada tipo de cuero se adapta al tipo de artículo que se pretende fabricar. Sin embargo, los costos tanto de obtención, como de manufactura, son bastante elevados, por lo que hay opciones para los clientes o usuarios de bolsillos más reducidos. Y no es otra cosa que el cuero sintético o también llamado poliuretano. Para muchos nada parecido al cuero, pero para otros, una opción real y accesible. Pero veamos en qué consisten sus diferencias.

El cuero genuino o auténtico se clasifica en diversos tipos, como el Cuero de grano superior y de grano completo, cuero partido, cuero terminado y el llamado cuero sintético.

El cuero de gran superior es aquel material que se obtiene dejando conservadas las capas más externas de la piel. En él se pueden observar los granos, imperfecciones y marcas que le dan su aspecto único. El más puro, el cuero en plena flor, el cual no ha tenido ninguna modificación, solo el proceso de eliminar el pelaje, sea corto o largo. Las capas de esta piel no han sido divididas y por esta razón se considera el de mayor durabilidad, de todos los tipos del cuero genuino. Las capas internas de este cuero tienen menos resistencia y pueden haber sido modificadas artificialmente.

El cuero partido si está divido en varias capas, al momento de ser procesado. Con las superiores o externas se fabrica el de más alta calidad y con las interiores, se fabrica, el partido. No se observan granos o marcas en su superficie, pues es sometido a un trabajo de cepillado para alcanzar una textura lisa, conocida como gamuza.

Otras capas se modifican con grano artificial y se cubre con una sustancia sintética. Obviamente, es de menor calidad y de una resistencia inferior. Y finalmente, el cuero sintético, que es una mezcla de este cuero partido, revestido con poliuretano, de allí su nombre característico.

Si analizamos o comparamos el cuero genuino con el sintético podemos decir que este último se obtiene de él, pero a partir de una de sus capas más internas, como materia prima, pero su revestimiento de poliuretano, es marcado con un diseño o patrón de grano que simula el original.

Una de las ventajas es que puede limpiarse con facilidad, ya que su superficie es brillante, lisa y libre de marcas. Para muchos no puede llamarse cuero, en ningún sentido, por lo que no lo consideran una competencia para el material original, pues muy lejos está de su  durabilidad y resistencia.

La coincidencia, es que ambos materiales pueden ser objeto de una variedad de procedimientos para modificar su aspecto o valor funcional. El cuero genuino y el sintético, pueden ser pintados o teñidos, así como pueden ser pulidos o planchados, aplicándoles una sustancia que impermeabiliza la pieza para guardar su superficie externa. Ambos, cambian el aspecto de la piel, con la diferencia de que para unos la base es natural y para otros es sintética. Usted elige, de acuerdo al tipo de pieza que desea adquirir y sobre todo a su bolsillo.