¿Cómo Afilar Piezas de Metal con Cuero? ¿Se puede afilar metal con cuero?

afilar piezas de metal con cuero
Buscador de google

Todos sabemos que los utensilios de metal, según su función, necesitan de ser afilados adecuadamente para que puedan seguir cumpliendo sus funciones, y que este afilado debe ser realizado con cierta frecuencia, sin embargo, muchas personas no saben que, además de las piedras de afilar, también se puede utilizar el cuero para esta tarea.

 

¿Por qué afilar piezas de metal con cuero?

  • Por su resistencia

Siendo un elemento que se extrae de la naturaleza es considerado uno de los más resistentes, cuando la piel del animal ha pasado por el proceso de curtido se puede aprovechar al máximo de sus propiedades, es excepcionalmente resistente a los agentes externos por lo que es un material rudo al que se le puede exigir.

No es de sorprender que el cuero se utilice en tantos otros ámbitos, sobre todo en la confección de calzados y prendas para que sean mucho más resistentes, sin embargo, sigue siendo un material considerado algo rústico.

  • Porque es un material muy fuerte

No hay que confundir la fuerza del material con su resistencia, la última se refiere más a su durabilidad y a la capacidad de soportar ciertas condiciones externas, pero cuando hablamos de la fuerza del material nos referimos a lo que se puede hacer con él, en este caso la fuerza del material lo hace ideal para afiliar piezas de metal.

Este material soporta de forma increíble la tracción que se le puede aplicar, se necesita de realmente una gran fuerza para hacerle ceder, por otra parte, también es muy difícil de desgarrar, por este motivo afilar un cuchillo, por ejemplo, es perfectamente posible de hacer con un cuero curtido.

  • Es flexible y maleable

Tal vez no le veas mucha utilidad a la hora de afilar tus metales, pero contar con un material tan resistente, fuerte y maleable es un gran beneficio, en ocasiones es necesario utilizar otros ángulos para realizar ciertas tareas, en el caso de usar cuero para afiliar, su flexibilidad te dará mucha más comodidad para la labor.

  • Es muy económico

Otra virtud del cuero es su bajo costo, esto por supuesto que va a depender del animal del que es obtenido, pero generalmente es un material bastante accesible y que se puede conseguir con gran facilidad, tanto así que en la antigüedad se usaba para elaborar armaduras por ser tan resistente y económico.

¿Cómo Afiliar con Cuero?

Hay varias cosas a tomar en cuenta cuando deseas afilar  piezas de metal con  cuero o materiales similares, sin embargo, no hay nada de qué preocuparse, no es un proceso exageradamente complicado de seguir, pero si es bueno estar atento a los siguientes consejos e indicaciones:

  • Estira el cuero

Lo primero que debes saber es que el cuero que se va a utilizar para afilar piezas de metal, sea una navaja, cuchillo u otro, debe estar totalmente estirado

  • Frota correctamente la pieza

Es recomendable, sobre todo cuando hablamos de utensilios como cuchillos, que frotes la pieza contra el cuero, previamente estirado, de arriba hacia abajo pasando todo el filo de la misma, trata de que sea en forma de equis y asegúrate de alternar entre los dos lados de la pieza para que quede adecuadamente afiliada.

  • Utiliza cuero natural

Hay que reconocer que para esta labor es mejor utilizar cueros naturales, principalmente porque el cuero lo que hace es retirar las imperfecciones de la hoja de la pieza que se afila, remueve los bordes que tienen ciertas irregularidades, en cambio el cuero sintético daña más por su naturaleza granulosa.

Antes de continuar leyendo el contenido, creemos relevante destacar la importancia del reciclaje del cuero

  • Combina con piedra de afilar

No es totalmente necesario, pero sí es muy recomendable que combines el afilado con cuero junto con una piedra de afilar, primero frota la pieza de metal en el cuero aplicando el movimiento anteriormente mencionado y una vez que esté listo puedes hacer el mismo procedimiento, pero ahora en la piedra.

Esto se hace principalmente porque el cuero por sí solo no es capaz de afilar totalmente, por este motivo es recomendable apoyar junto con una piedra de afilar, una vez que se ha utilizado la piedra se vuelve a pasar la pieza por el cuero para eliminar las irregularidades e imperfecciones que causa la piedra.

  • Utiliza un asentador

Como recomendación para facilitar el trabajo, hay que recordar que para afilar piezas de metal con cuero se debe sostener muy firmemente para que esté totalmente extendido y sin ninguna curvatura, hacer esto solo y a la vez frotar el cuchillo o cualquier pieza de metal a la vez que lo sostenemos correctamente es un poco complicado.

Por este motivo existen los asentadores, estos hacen mucho más cómoda la labor, este consta de un mango y una superficie que está recubierta con cuero, lo único que se debe hacer es sostener el asentador por el mango y proceder a frotar la pieza de metal sobre la superficie de cuero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *