Látigo de cuero – Definición – Tipos de látigo

látigo de cuero
Buscador de google

Definición

El látigo de cuero es un instrumento que consta de un mango fijo y una cuerda flexible, generalmente elaborada de cuero trenzado de animales como vacas, caballos, cabras o incluso hipopótamos. Utilizado para producir un fuerte sonido de azo-te o para el control de animales salvajes o al ganado en campo abierto.

Partes de un látigo de cuero

Todos los tipos de látigos comparten muchos de los mismos nombres para sus partes, a continuación, se describen los más comunes:

  • La manija
    El mango del látigo típicamente lucirá madera expuesta o estará cubierto de cuero trenzado. Los mangos cubiertos de cuero a menudo tienen una base a tope. Esta sección no es flexible, proporciona la palanca extra en un látigo que hace más fácil de agrietar, así que como se puede suponer, cuanto más larga sea la manija, mejor será la palanca para agrietar.

 

  • Tan-ga
    Es toda la sección de cuero flexible trenzado de cualquier látigo. Debe tener una conicidad uniforme, y debe ser firme (nunca blanda) al tacto.

 

  • Nudo de mango/trasero
    Este es un nudo decorativo, usualmente terminado con un atractivo nudo de cabeza de turco. De acuerdo al tipo de látigo, este nudo cubrirá una base de cuero o plomo para ayudar a distribuir adecuadamente el peso del látigo.

 

  • Enganche de caída
    Este es el extremo de la correa, donde se sujeta la caída. Si alguno de los filamentos está suelto en esta sección esto provocaría que la energía de un látigo que se agrieta se debilitará en esa zona.

 

  • Caída
    Se hace más a menudo de una tira gruesa y duradera de cuero de vaca biselado y redondeado, son bastante fáciles de reemplazar por un no-profesional.

 

  • Galleta/Popper
    Es un trozo de cuerda o alambre atado al final de la caída. Si bien la caída es más flexible que la tan-ga, la galleta es aún más flexible que la caída.

látigo

Tipos de látigos de cuero

Tradicionalmente los látigos están hechos de piel, los que comúnmente encontramos son:

Látigo de cuero de canguro

Es un tipo de látigo hecho de una longitud larga, cónica de flexibles, trenzada de cuero con un mango rígido que se utiliza cuando reunir el ganado. Los mejores látigos están hechos, de la piel de canguro ya que es muy fuerte, densa y duradera, pero también muy delgada, lo que permite un trabajo de trenzado más fino. La gran desventaja es que esta piel tiene un alto costo.

Generalmente el tamaño se mide por la longitud de la correa (longitud no incluye acciones, portero, caída o una galleta). Puede ser tan corto como 3 pies, o tan largo como 10 pies (3 metros), aunque el estándar es de 6 pies (1,8 metros) de largo.

Látigo de cuero de serpiente

Son un tipo de látigo de cola única. El nombre de látigo de serpiente se deriva del hecho de que este tipo de látigo no tiene mango en el interior y, por lo tanto, se puede acurrucar en un pequeño círculo que se asemeja a una serpiente enroscada. Puede medir de 1.20 a 1.60 metros de largo puede tener un diámetro de 2.5 en el extremo del mismo.

Látigo de cuero de hipopótamo (Chicote)

Es un instrumento en forma de látigo del tipo tres puntas, fabricado con la piel del hipopótamo o rinoceronte seca antiguamente usado como instrumento de castigo. Generalmente lo usaban los alguaciles, miembros de los mandos rurales, para conseguir disciplina en las procesiones religiosas.

También se le conoce como sjambok y es el látigo tradicional de Sudáfrica se hace de cuero de hipopótamo (o rinoceronte) adulto. Una tira del cuero del animal se corta y se talla hasta formar una tira de 90 cm a 1.50 m que comienza con una sección de alrededor de 2.5 cm de grosor en lo que va a ser el mango, afinándose hasta alrededor de 1 cm en la punta. Esta tira es entonces hecha rodar entre dos planchas de metal hasta obtener una sección casi circular. El látigo resultante es flexible como una varilla de ballena y muy duro.

Sugerencias sobre el cuidado del látigo de cuero

Es importante evitar exponerlo al agua y a la luz solar, básicamente es recomendable usar los mismos cuidados que para una prenda de cuero.
Evitar chascarlo en superficies abrasivas tales como el cemento, hormigón, arena gruesa y fina. Todos estos sitios tienden a deteriorar progresivamente el látigo, es por ello que se recomienda chascar el látigo en un parque con césped, playa de arena muy fina, sobre mármol, moquetas o alfombras.

La parte más crítica a la hora de proteger es el fall dado que es la zona que más en contacto estará con el suelo, este debe engrasarse al final de cada día de utilización. Si cada vez que engrasemos el fall, utilizamos el exceso para darle al cuerpo, estará siempre bien cuidado.

Cuando el látigo no esté en uso, lo ideal es colgarlo de un gancho que permita que este quede extendido, de esta forma se evita deteriorar el material.

Puede limpiar sus látigos con una esponja (sin remojar) con una solución de agua tibia a la que agrega 10% de líquido para lavar platos, o detergente para la ropa y 15% de blanqueador con cloro. Asegúrese de secar completamente el cuero inmediatamente apretando y secando con toallas de papel. No use calor.

La limpieza y la descontaminación eliminan los aceites naturales del cuero. Sin reemplazar estos aceites naturales, el cuero se volverá rígido y duro y perderá su carácter y flexibilidad.

Para reacondicionar el cuero, use un “apósito de cuero” como Dubbin o Lexol o Pecards. Asegúrese de que el látigo esté seco y libre de suciedad y sustancias extrañas antes de aplicar una pequeña cantidad del apósito. Trabaje en el cuero con las manos, espere un par de horas para la absorción, luego limpie el exceso con un paño suave.

Datos curiosos

Los tipos de cuero livianos pueden ser de venado (ciervo), de cabra, oveja, conejo, entre otros. Estos látigos de cuero liviano requieren un mantenimiento cuidadoso ya que absorben fácilmente la grasa corporal y la suciedad ambiental.

También es posible encontrar látigos de piel de camello y de búfalo, dependiendo de la zona geográfica donde nos encontremos.

Otro tipo de cuero más duro y pesado pueden ser el cuero de vaca, de toro, de caballo, entre otros, pueden tener un efecto más fuerte y más permanente en la piel de la parte sumisa.

Cuanto más largo sea el látigo, más difícil será manejarlo correctamente, pero más fuerte será el pop. Al comenzar a aprender, debe usar un látigo que no sea demasiado largo 6 pies o menos es lo mejor, 8 pies es el extremo superior.

Aunque los precios varían de acuerdo al mercado, un gran látigo que te durará años, suele tener un costo entre $ 200- $ 350US.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *