Saltar al contenido

Aplicaciones del cuero en la industria

octubre 18, 2018
cuero en la industria

El cuero ha sido utilizado ancestralmente para cumplir diferentes funciones y satisfacer necesidades fundamentales del ser humano. En tiempos prehistóricos, era utilizado tanto para la confección de vestimenta, como para la fabricación de armas o utensilios. Y hasta para el desarrollo de manifestaciones artísticas. Hoy en día, desde la elaboración de un par de zapatos, una chaqueta o un maletín, vemos presente el cuero, manteniéndose más vigente que nunca, en diferentes industrias, sobre todo la manufacturera y la industria de la moda.

Expertos afirman que las aplicaciones del cuero en la industria son diversas y muy interesantes, sobre todo si se toma en cuenta el proceso que se aplica sobre esta materia prima, en la búsqueda de alcanzar el resultado de productos y piezas de la mayor calidad y belleza. Y es que para muchos aún resulta paradójico ver como un pedazo de piel de algún tipo de animal, luego de recibir el tratamiento adecuado, es capaz de convertirse en una pieza hermosa, sofisticada y elegante. Ya sea en piezas de vestir, marroquinería o mobiliario.

Este proceso de transformación, conocido como curtido, lleva su técnica, su tiempo y su esfuerzo. La dedicación y el conocimiento en la industria de las curtiembres, es lo que garantiza los mejores resultados en la pieza final, transformando la piel de un animal en un cuero de altísima calidad.

Son aproximadamente siete pasos los que deben implementarse para lograr el resultado final, el cual además de la técnica, también está muy determinado por el conocimiento y experiencia de las manos que lo aplican. El proceso se inicia limpiando la piel y retirando el pelo que la cubre. Esta es descarnada y dividida para lo cual se hace uso de sustancias especiales con ingredientes como cal y azufre que garantizan que el proceso de desputrefacción se realice correctamente.

El resultado al dividirlo es lo que se conoce como cuero y carnaza.  Esta última es utilizada para realizar labores de talabartería, aunque en la mayoría de los casos forma parte de la materia prima de la industria de los juguetes para perros o de alimentos, como la gelatina.

Luego, es sometida al proceso de curtición, para lo cual se hacen uso de grandes recipientes de madera, que contienen una solución de ácido y sales, cal, azufre y proteínas. Es justo en esta parte del proceso donde la piel cambia su nombre al de cuero, puesto que con esta técnica, cambia notoriamente su apariencia, color y textura.

Ya de allí es escurrida, para retirar el exceso de humedad y se pesa y mide para determinar el calibre de la pieza y su espesor. Con este resultado, ya se cuenta con un material que puede ser secado y sometido a estirado, teñido y repujado. Casi un mes toma convertir una pieza de piel en cuero, aspectos que deben ser tomados en cuenta por la industria para determinar costos reales.

Definitivamente, una industria muy grande en cual interviene maquinaria y mano de obra especializada, para brindar como resultado piezas y productos de cuero de alta calidad, con reconocimiento nacional e internacional, según su país de origen.