Saltar al contenido

Cómo bruñir cantos de cuero sin herramientas ni productos especiales

noviembre 13, 2018
bruñir

Sobre las piezas de cuero es posible aplicar  diferentes tipos de técnicas para agregar mayor belleza a tus prendas fabricadas con este noble y elegante material, que es el cuero.

Una de ellas es el conocido como “Bruñido”, que es una de las técnicas que se pueden aplicar sobre el cuero, que consiste en pulir la pieza, frotarla de tal manera que se alcance una apariencia brillante y pulida, perceptible no solo a la vista, sino también al tacto. Su origen es muy antiguo y siempre ha tenido como objetivo añadir mayor belleza a las piezas de cuero.

Para realizar la técnica del bruñido y alcanzar esta imagen en el cuero, existen diferentes tipos de herramientas o productos, pero, como hacerlo sin contar con estos beneficios? Pues te cuento que sí es posible. Veamos cómo:

En el mercado existen tiendas especializadas o por departamentos, incluyendo el de bricolaje, donde venden productos específicos para realizar la tarea de bruñir piezas de cuero, así como las herramientas necesarias. Aunque de no contar con ninguna de las dos, conocedores de esta materia aseguran que existen formas de hacerlo, obteniendo los mismos buenos resultados.

Veamos de qué manera podemos hacerlo, aplicando una técnica y muy pocos materiales muy fáciles de conseguir. Ten por seguro que será posible obtener excelentes acabados.

Para realizar esta labor y específicamente bruñir cantos de cuero, es decir; pulir y alcanzar bordes regulares en una pieza de este material, necesitaremos algunos materiales, nada especializados, que son los siguientes: Una lija o esponja lija, es una herramienta que tiene la imagen de una esponja de variado espesor, pero recubierta con material de lija. Su manipulación es muy sencilla y cómoda, por lo que se adapta muy bien a este tipo de trabajos.

También, necesitaremos un pedazo de tela, que puede ser de una camiseta vieja y un trozo de papel, con el que se hacen las bolsas de pan. Y una sencilla mezcla, una medida de cola blanca  con dos medidas de agua. Quedará como un pegamento ligero.

Lo primero, es lijar los bordes o cantos de la pieza con la esponja-lija, hasta que sintamos que ya no tiene irregularidades y que al tacto es bastante suave. Luego humedecemos la tela de camiseta con la mezcla de cola y agua, y frotamos los bordes ejerciendo un poco de presión.

Cuando sintamos que los bordes están secos, con el papel de bolsa, procedemos a frotar cada borde meticulosamente, pero no con presión sobre el área, si no dejando deslizar el papel.

De esa forma, lograremos bruñir los cantos de una pieza de cuero, sin hacer uso de herramientas especializadas. Verás los bordes suaves y lisos al tacto, con un aspecto brillante por la mezcla de cola  agua  y con un acabado óptimo. Atrévete y hazlo tu mismo!!!