Anatomía de la Piel humana

la piel humana
Buscador de google

Es la piel Humana el órgano mas grande del cuerpo?

Descubrelo con nosotros!..

El Cuerpo Humano es un Macro Sistema complejo, único, y evolucionado maravilloso, comprendido por diversos sistemas vitales para su buen funcionamiento.

Cada uno de los sistemas que permiten la vida en el ser humano, está formado por una compleja red de órganos, entre los que destaca La Piel, el más extenso de ellos, y que muchas veces no es tomado con la importancia que merece, por lo que te invitamos a conocer el maravilloso Sistema Tegumentario, su estructura, formación, y su importante función.

Un Órgano Extenso e Impresionante

El sistema Tegumentario, o Integumentario como es comúnmente conocido está comprendido por la Piel y todas las estructuras, corpúsculos, glándulas, organelos, y células especializadas, que permiten que este manto maravilloso que recubre todo la extensión del cuerpo humano realice todas sus funciones a plenitud.

Definición de la Piel humana

La piel es el órgano extenso, delgado, ligero, flexible y protector, que recubre todo el cuerpo humano, manteniendo protegido sus órganos y sistemas vitales, y confiriéndole movilidad, termorregulación y todo un universo de sensaciones provenientes del mundo externo.

Anatomía de la Piel humana

La piel es una de las primeras estructuras que se forman en el proceso del desarrollo embrionario, y desde allí se va especializando y creciendo para recubrir todo el ser humano. Para ello, cuenta con tres capas fundamentales, con estructuras especializadas que le permiten cumplir su función vital. Estas capas son:

Capa más Externa, la Dermis

La dermis es la parte visible y externa de la piel de cara al exterior, esta capa es fuerte y resistente, además sus células se renuevan desde el interior hacia el exterior aproximadamente cada 21 días, y se restablece lentamente en el caso de heridas y quemaduras.

 

Capa Media, la Epidermis

La epidermis es la capa conjuntiva y media de la piel, en ella se encuentra inmersa una enorme vascularización que permite la irrigación sanguínea, pero además, se encuentran las terminaciones nerviosas libres y encapsuladas, que le dan la función sensitiva a la piel, así como también, las glándulas tanto sudoríparas como sebáceas, que le otorgan funciones endocrinas y exocrinas.

Capa Profunda. Hipodermis

Es la capa más profunda de la piel, y esta formada por células adiposas, o adipocitos, que producen y resguardan grasa, lo cual tiene funciones protectoras y metabólicas.

Fisiología de la Piel humana

La piel cumple funciones importantes para el ser humano, gracias a las complejas estructuras anatómicas que posee. Entre las funciones destaca:

 

La Piel como Órgano Protector

La piel ejerce funciones de protección mecánica, térmica, e inmunológica.

 

Protección Mecánica

Cuando se hace referencia al término mecánico, se habla de que la piel soporta presión, y resguarda dentro de sí órganos y otros sistemas.

 

Para ello, cuenta con células especializadas que le otorgan la contextura ideal de dureza ligereza y flexibilidad, así como los receptores sensoriales que le permiten mantenerse a salvo de situaciones de presión negativas. Asimismo, cuenta también con el cabello y vellos que cumplen la función mecánica e inmunológica externa, y una capa adiposa o grasosa, interna para protección de órganos importante.

 

  • Protección Térmica

En cuanto a la función térmica, la piel posee una capa de grasa que ayuda al mantenimiento del calor corporal, pero además de ello, cuenta con los corpúsculos necesarios, para activar los sistemas de alerta cuando el cuerpo humano está en condiciones de frio, o calor que no son óptimos.

 

  • Protección Inmunológica

Finalmente, está la función inmunológica de protección, para ello la piel cuenta con células especializadas en su parte más externa, o capa cornea de la epidermis.

 

 

La Piel Como Órgano Sensorial

La piel en toda su extensión posee una enorme cantidad de terminaciones nerviosas altamente especializadas que le permiten al Sistema nervioso recibir todo tipo de información procedente del medio exterior como presión, dolor, movimiento, vibración, calor y están ubicados en la epidermis de toda la piel aunque son más abundantes, en unas zonas del cuerpo que en otras.

Para ello cuenta con una enorme variedad de receptores sensoriales entre los que destacan:

  • Nocirreceptores

Especializados en transmitir sensaciones de dolor. Se encuentran como terminaciones nerviosas libres no encapsuladas.

 

  • Termorreceptores

Especializados en transmitir sensaciones de frio gracias a los Corpúsculos de Krause, o calor gracias a los Corpúsculos de Ruffini.

 

  • Mecanoreceptores

Especializados en transmitir sensaciones de presión. Que van desde sensaciones suaves como pequeñas caricias, gracias a los Corpúsculos de Meissner, hasta presión fuerte y vibraciones, más profundas, gracias a Corpúsculos de Pacini

 

Noción de textura de los objetos

Por su parte gracias a las Terminación Nerviosas de Merkel, y sus células especializadas ya mencionadas, el ser humano tiene la capacidad de atraves del tacto percibir detalles sobre la textura y forma de los objetos que toca.

La piel humana como Órgano Excretor

La tercera función importantísima que cumple este órgano gigante, es la función de excreción, lo cual logra gracias a la presencia de glándulas sudoríparas y sebáceas ambas presentes en la epidermis.

Ahora que estamos hablando de la piel, tenemos un articulo sobre el cuero cabelludo que podría interesarte, ademas de otras variantes en cuero que podrían sorprenderte ya que es posible que alguna de ellas ni te imaginabas que existian.

 

Glándulas Sudoríparas de la Piel

En el caso de las glándulas sudoríparas son estructuras altamente especializadas que excretan sudor, sales y sustancias nocivas. Pero, que a su vez liberan dicha sustancia con la finalidad de termorregulación, y como respuesta a situaciones de alerta como miedo, y nervios.

 

Glándulas sebáceas de la Piel

Cumplen la determinante función de mantener lubricada la piel humana, para ello secretan sustancias especializadas, que además refuerzan la función de protección de la piel, tanto mecánica como inmunológicamente.

Como dato curioso, es necesario destacar que muchas personas insisten como medida de higiene desmedida en bañarse varias veces al día, además en el uso de una enorme cantidad de productos jabonosos, ungüentos y cremas, que al final entorpecen la función natural de estas importantes glándulas en el mantenimiento de la salud de la piel, y del sistema tegumentario en general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *