Saltar al contenido

¿Qué es cuero de caprinos?

octubre 18, 2018
caprinos

Ancestralmente, el cuero es un material que se ha utilizado para confeccionar  vestidos o indumentaria, zapatos y hasta armas en tiempo memoriales. Y se obtiene de manera natural mediante la extracción de la capa de tejido o piel que recubre el cuerpo de algunos tipos de animales.  Es un material sumamente flexible y resistente, que permite, luego de ser sometido a procesos de curación y manufactura, ser trabajado y manipulado para ser utilizado de diferentes maneras, en la confección y fabricación de diversas piezas, desde prendas de vestir a usos industriales.

Para obtener el cuero el proceso consiste en separar la piel, con el objeto de eliminar los pelos o lana, según sea el caso, para luego someter la pieza a un proceso de curtido, que impide que esta piel se descomponga y que por el contrario pueda ser utilizada para fabricar zapatos, chaquetas, carteras, mobiliario, tapicería, entre otras piezas y productos.

Uno de los cueros más utilizados en la rama de la peletería, es el del ganado caprino, obtenido del conjunto de animales conocidos como cabras.  Esta especie animal es un mamífero de tipo rumiante, del cual se obtienen muchos beneficios para la producción alimenticia. Sin embargo, el aprovechamiento de su pelaje es uno de los principales aspectos que lo hacen tan atractivo para quienes lo comercializan como para quienes adquieren y usan las piezas confeccionadas con su piel y cuero.

Este tipo de animales se reproducen con gran rapidez y durante todo el año y fue domesticado hace milenios, aprovechándose todo de él, como su carne, leche, su piel y hasta sus desechos o lo que se conoce como estiércol, muy útil para abonos y otros usos.

El cuero del caprino en relación a la estructura de su piel es mucho más firme y más gruesa que la piel de los ovinos, por ejemplo, por lo que es considerada muy apta para la confección y fabricación de vestidos y todo tipo de prendas de vestir, ropa para el invierno o de protección de bajas temperaturas, zapatos y también como revestimiento de todo tipo de artículos de cuero. Otra de las ventajas es que tolera ampliamente el proceso de teñido,  por lo que es posible encontrarlo comercialmente de una amplia gama de colores variados.

La piel de cabra se caracteriza por ser de condiciones muy finas y flexibles, lo cual las hace resistentes, pero a su vez con una estructura muy compacta. Incluso, es considerada una de las pieles más finas del mercado, puesto que una vez trabajadas y curtidas, son comúnmente utilizadas para la fabricación y confección de costosos zapatos y guantes,  e inclusive para la encuadernación de obras, enciclopedias y todo tipo de publicaciones de muy alta calidad.

Las cabras más jóvenes ofrecen al mercado un cuero aún más fino y con un valor muy superior a otros tipos de cuero, debido a su delicada resistencia. Por su alta capacidad de reproducción y de adaptarse a casi todo tipo de lugares,  aún con falta de áreas de pastoreo, los caprinos y su cuero son uno de los preferidos en la industria de la peletería.