Saltar al contenido

¿Cuáles son las diferencias entre cuero sintético y cuero auténtico?

octubre 21, 2018
diferencias entre cuero

Una de las principales diferencias entre cuero sintético y el cuero autentico es obviamente el costo. Una prenda, de cualquier tipo de cuero auténtico, siempre será más costosa que una de cuero sintético, pues la inversión en el proceso de obtención de la materia prima hasta alcanzar el resultado del producto manufacturado es mucho mayor en un caso y en otro. Sin embargo, esa no es la única diferencia. Veamos cuáles son:

Otra de las características es que la textura del cuero auténtico es más suave y el olor de ambos es completamente distinto. El genuino huele a piel y el sintético, a su componente principal, que es el plástico. Sin embargo, para algunos compradores, elegir una prenda de un cuero u otro no depende necesariamente del precio u otro valor, sino del simple hecho de que por razones de preservación y conservación animal jamás adquirirían una prenda obtenida por la muerte y sacrificio de las especies.

Hay otras características que diferencian un cuero genuino de uno sintético, por lo que para evitar ser timado al adquirir un producto por un costo o calidad que no corresponde, lo ideal es aprender a reconocerlos con sencillos consejos y a diferenciarlos entre sí.

Como hablamos de los costos de un producto y otro, es importante destacar que la razón de estas diferencias es que para obtener el cuero genuino es necesario que el material pase por diferentes procedimientos para alcanzar la calidad del producto final, teniendo como materia prima la piel de animales vivo o preservados con sal u otros productos químicos, sometidos a altos niveles de desinfección que garantizan los niveles y certificaciones exigidas por los fabricantes. Estos aspectos generan tanto tiempo como dinero, por lo cual el producto final, siempre será más caro.

Otra de las características de las diferencias entre cuero importantes es la textura. En el caso del cuero legítimo la superficie será suave y lisa. El cuero sintético siempre será más duro al tacto y rígido. Haz la prueba y pasa tu uña sobre él, si cuando lo hagas no retorna a su estado anterior, se trata de un cuero sintético

La calidez del cuero es inocultable, se siente al solo tocarla. El sintético es más frio y parece tejido muerto. El genuino siempre será más elástico, lo cual podemos observar al presionar con los dedos su superficie. Se harán arrugas, pequeñas pero perceptibles,  que con la misma rapidez que se hicieron, desaparecerán. Este fenómeno no ocurre con el cuero sintético.

Un aspecto sensible a los sentidos, es el aroma u olor de la prenda. El cuero sintético, huele a eso, a plástico, pero una prenda de cuero legítimo, despide un aroma natural, a campo, a animal, a naturaleza. No es posible identificarlo exactamente, pero si fácilmente perceptible

El fuego. La sensibilidad del cuero sintético al contacto con una llama es diferente al cuero legítimo. Si acercas un fósforo a una prenda de cuero falso, el olor que despedirá será al similar a plástico quemado. A diferencia del cuero genuino, que al hacerlo, podrás percibir un aroma a pelo quemado, justamente porque ha sido elaborado por piel de seres vivos y el pelaje fue desprendido.

Y una de las ultima diferencias entre cuero es  la apariencia. La capa externa de una pieza de cuero legítimo mostrará una textura y porosidad distinta, así como su aspecto al voltearla en la parte interior. Si puedes ver pequeñas pelusas o tejido gamuzado, seguro es cuero legítimo. Si en una cartera, bolso o chaqueta, el interior está forrado por una tela, estás frente a una pieza falsa. Así que a partir de ahora, no te dejes engañar.