Saltar al contenido

Leggins

octubre 9, 2018
leggins

Los Leggins o polainas, se refieren a varios tipos de cubiertas para las piernas. El uso moderno de la década de 1960 ha llegado a referirse a prendas elásticas ajustadas que se usan sobre las piernas, generalmente por las mujeres, como calentadores de piernas o medias .

El uso del siglo XVIII se refiere a la ropa de hombre, generalmente hecha de tela o cuero que se envuelve alrededor de la pierna hasta el tobillo.  En el siglo XIX, las polainas usualmente se referían a la ropa de las piernas de los bebés que se combinaba con una chaqueta, así como a las envolturas de las piernas hechas de cuero o lana y llevadas por soldados y tramperos.

Los leggins volvieron prominentemente a la moda femenina en la década de 1960, basándose en la vestimenta ajustada de las bailarinas. Con la adopción generalizada de la fibra sintética La lycra y el aumento de la popularidad de los aeróbicos, los leggins cobraron mayor protagonismo en los años 70 y 80, y finalmente llegaron a la moda urbana.

Historia de los Leggins

A lo largo de los siglos, se han usado leggins en varias formas y bajo diversos nombres para calentar y proteger tanto a hombres como a mujeres. La manera que llevaban los hombres en Europa desde el siglo XIII hasta el siglo XVI (el período del Renacimiento) era una forma de polainas con tiras al igual que en Escocia . Algunos nativos americanos llevaban  estos mismos “leggings” . Estos fueron adoptados por algunos cazadores de pieles franceses, y más tarde por hombres de montaña.

Los vaqueros llevaban calzas de piel de ante para protegerse de los agrietamientos causados ​​por la conducción, el uso y desgaste de los pantalones y las mordeduras de animales, como serpientes o insectos en el matorral , como garrapatas.

En muchos lugares, especialmente en países más fríos como Rusia o Corea , hombres y mujeres continuaron usando leggins de lana en los tiempos modernos, a menudo como una capa exterior adicional para el calor o añadiendo cuero en algunos sectores.

Los pantalones de lino usados ​​por niñas y mujeres bajo las crinolinas a mediados del siglo XIX también eran una forma de leggins, y originalmente eran dos prendas separadas. Los leggins se convirtieron en parte de la moda en la década de 1960, como pantalones similares a al popular capri pero más ajustados.

 

Leggins militar

Desde fines del siglo XIX, los soldados de varias naciones, especialmente la infantería, a menudo usaban mallas para proteger la parte inferior de sus piernas, para evitar que la tierra, la arena y el barro entren en sus zapatos, y para proporcionar una medida de apoyo en el tobillo. Al principio, estos solían ser puttees. Las tiras de tela de lana gruesa que se asemejaba a una venda grande se envolvieron alrededor de la pierna para sostener el tobillo. Por lo general, se mantenían en su lugar por una correa atada a la tela.

Más tarde, los puttees fueron reemplazados por algunos ejércitos con leggins de lona abrochados con hebillas o botones, generalmente asegurados en la parte inferior con un estribo ajustable que pasaba por debajo de la suela del zapato, justo en frente del talón. El soldado colocaba los leggins alrededor de su pantorrilla con el lado abotonado hacia afuera  con una correa ajustada para lograr un calce adecuado. Las polainas generalmente se extendían hasta la mitad de la pantorrilla y tenían una correa de liguero para sostenerlas y se aseguraban con una corbata justo debajo de la rodilla.

En 1943, el Ejército de los Estados Unidos modificó su calzado de servicio de campo agregando una parte superior de cuero más alta que alcanzó la pantorrilla inferior; asegurado por una combinación de cordones y hebillas, el nuevo diseño se designó la bota de campo Tipo III. Sin embargo, el cuerpo de marina de Estados Unidos probaron leggins de lona durante toda la guerra, e incluso las usaron en combate hasta la Guerra de Corea; fueron referidos como tropas de la pierna amarilla por las fuerzas comunistas norcoreanas y chinas.

En la década de 1960, el viejo estilo de zapato de campo había dado paso a las botas de combate en la mayoría de las fuerzas militares, y los leggings de cualquier tipo estaban obsoletos. Las polainas, generalmente de color blanco brillante y con frecuencia hechas de charol o de ante ahora se usan principalmente para fines ceremoniales.

Moda moderna

Los leggins en forma de pantalones ajustados a la piel, una versión más ajustada de los capris que terminaba en la mitad de la pantorrilla o cerca del tobillo, se pusieron de moda en la década de 1960 y se usaron con un gran cinturón o cinturilla y tacones altos  sin cordones.

Las polainas hechas de una mezcla de nylon-lycra (generalmente 90% de nylon, 10% de lycra) se han usado tradicionalmente durante el ejercicio. Las mallas de lycra de nylon a menudo se usan en ciclismo o mallas para correr, y tienen una apariencia más brillante que las de algodón. Algunos tienen rayas de carreras o patrones reflectantes para distinguirlos aún más como ropa deportiva y brindar seguridad adicional. Sin embargo, a partir de la década de 1980, los leggins de estilo de ejercicio también se han usado para la moda y como ropa de calle.

Las polainas hechas de algodón-lycra, o una combinación de algodón-poliéster-lycra, se usan más a menudo para la moda, pero también se usan como ropa deportiva. Los leggings de algodón-lycra están disponibles en muchos colores, estampados y diseños; pero el negro, azul marino y varios tonos de gris siguen siendo los más usados. Los leggings opacos también son comunes entre las mujeres, y algunas veces se usan sin faldas.

El uso de polainas negras bajo faldas largas, a menudo diáfanas, formaba parte de la tendencia general de la moda: usar ropa de gimnasia o baile como ropa de calle que evolucionó junto con la moda de los deportes y bajo la influencia de la película Flashdance y el espectáculo de Broadway A Chorus línea . Una tendencia más reciente ha sido el uso de leggins negros con minifaldas.

A principios de la década de 1990, los leggins en realidad vendían más que los jeans en muchas partes de los Estados Unidos. Las mamás incluso llevaban este traje de leggins junto con sus hijas. La moda se volvió contra las polainas a finales de los noventa. [ cita requerida ]

En 2005, los leggins hicieron un “regreso” a la alta moda , particularmente en la cultura indie, con los leggins de longitud capri que se usan con minifaldas y vestidos. En consecuencia,  también son ahora populares para usar con suéteres largos de gran tamaño, minifaldas de mezclilla, faldas a cuadros, vestidos cortos y pantalones cortos.

 

Leggins para hombres

Los hombres también han comenzado a usar leggins con más frecuencia en los últimos años como ropa interior larga, y para actividades físicas más informales, como caminar,  jardinería, en reemplazo de los viejos pantalones de chándal.  Los leggins también son usados ​​como una tendencia de moda por hombres en la escena electro-musical de Londres.

En el show de Marni Men’s durante la Semana de la Moda de otoño de 2007, se presentaron los atuendos con leggins diseñados exclusivamente para hombres.

Polainas de los hombres, llamado “meggings”  se presentan como la última tendencia de la moda para los hombres en / verano 2011 pasarelas de la moda de primavera, supone que deben ser de estilo y en capas por debajo de pantalones cortos y preferiblemente con gran, holgados, sueltos o tops largos como camisetas .

 

Leggins brillantes

Los leggings brillantes, a veces llamados leggins de cuero, tienen un aspecto brillante, metálico ( lamé ) o mojado . Surgieron como una tendencia de moda popular a finales de la década de 2000 (década), particularmente en 2008 según lo informado por Stylesignal y otros pronosticadores de tendencias. Estos leggins suelen ser una combinación de nailon y spandex y vienen en una variedad de colores, aunque más comúnmente en negro, plata u oro. Estos tipos de leggins son notables por su apariencia de cuero, o incluso de látex, y se usan más a menudo como ropa de noche o de club .

Los Leggins brillantes fueron presentados en pasarelas de moda por muchos diseñadores líderes y fueron popularizados por celebridades como Lauren Conrad, Kelly Clarkson y Mary-Kate y Ashley Olsen . Los fabricantes populares de leggins brillantes incluyen Members Only y American Apparel .

 

Jeggings

Jeggings son mallas que se hacen para parecerse ceñidos de mezclilla pantalones vaqueros.  “Jeggings” es una marca registrada propiedad de Sanko Group . Los jeggings fueron provocados por el resurgimiento del estilo de los jeans ajustados a fines de la década de 2000, cuando se produjo una mayor demanda de un estilo aún más ajustado de pantalones. En 2011, “Jeggings” entró en la duodécima edición del Concise Oxford English Dictionary .

 

En los deportes

Las polainas a veces se usan durante deportes y otras actividades vigorosas. Los corredores, bailarines y deportistas pueden usarlos, especialmente en clima frío con un uniforme deportivo, por ejemplo, en el fútbol, ​​con espinilleras y calcetines de fútbol sobre las polainas, o con un uniforme de porristas.

Usar como ropa exterior

Ha habido un debate social sobre si las polainas son prendas de vestir por sí mismas, que se pueden usar sin cubrir, o son un accesorio que solo se puede usar con otros artículos que las cubren, como faldas, vestidos o pantalones cortos. En una encuesta de sus lectores realizada en 2016, la revista Glamour declaró que el 61% de sus lectores pensaban que los leggins solo deberían usarse como accesorio, mientras que un artículo de Good Housekeeping ese mismo año concluyó que “. .. LosLeggins, de hecho, cuentan como pantalones, siempre que sean lo suficientemente opacos como para que no muestren su ropa interior “.

Ha habido una serie de casos de personas que usan leggins como pantalones que han sido restringidos de entrar a sitios por llevar esta prenda por cuestiones de formalidad.

En 2013, las escuelas en el condado de Sonoma, California prohibieron que los estudiantes las usaran como ropa de abrigo, al igual que una escuela de Massachusetts en 2015.  Las escuelas en Oklahoma, Illinois,  y Carolina del Norte han impuesto o sugerido códigos de vestimenta similares. Un legislador estatal en Montana presentó un proyecto de ley en 2015 cuyo objetivo era prohibir las polainas y los pantalones de yoga.

En marzo de 2017, tres agentes que volaban con un pase de la compañía no pudieron abordar un vuelo de United Airlines porque  un agente de la puerta que decidió que sus mallas no eran apropiadas. United Airlines defendió su posición, mientras que la aerolínea rival Delta declaró a través de Twitter que los leggins eran bienvenidos en sus vuelos; United dijo en un comunicado que no impide el embarque de pasajeros femeninas regulares si llevan polainas.  Aunque algunas figuras públicas, incluida la actriz Patricia Arquette y la modelo y actriz Chrissy Teigen, fueron críticos con la decisión de United, una encuesta que abarcó a 1,800 viajeros realizada por Airfarewatchdog encontró que el 80% de sus encuestados respaldaron la decisión de la aerolínea, aunque la “ropa inapropiada” no se definió en la encuesta.

Leggings deportivos

Los leggings son una prenda tan versátil que también puedes usarlos para hacer ejercicio o ir al gym. Además de su comodidad, están confeccionados con tejidos que permiten absorber la humedad y el sudor. Evitan las muy comunes rozaduras de la piel y si el que eliges para realizar tus actividades deportivas es de una tela lo suficientemente gruesa, podrás vestirte a la moda y hacer tus ejercicios, con total seguridad y sin mostrar más de la cuenta.

 

Este tipo de prendas para realizar actividad física, además se adaptan a la forma del cuerpo y la silueta de quien los usa. Si eres, baja o alta o tiene una figura curvilínea o más bien atlética, esta es una prenda para ti. Incluso, hoy en día puedes encontrar los de pretina alta que logran esconder esos “rollitos” de más.  Así mismo, se adaptan a la temperatura o época del año, si hay frío o calor, los leggings, se adaptan. De excelentes marcas como los leggings Adidas o Zara, están disponibles y adaptables a este uso.

 

Leggings estampados

Esta prenda también es posible encontrarla de colores y con diseños variados. Audaces estampados de colores cítricos y vibrantes están de última moda. Sin duda alguna marcarás la diferencia. Dependiendo de tu tipo de cuerpo,  podrás elegir estampados más pequeños o más grandes. Generalmente, a las chicas delgadas, se les recomienda usar estampados de figuras de mayor tamaño, pues las hará lucir visiblemente más voluptuosas, mientras que si eres más gruesa o gordita, el consejo son los estampados pequeños. Puedes encontrarlos de estampados geométricos, rayas, flores y una combinación de todos ellos. También, la recomendación es que si escoges el leggings estampado, entonces la parte superior, el top o la franela, debería ser de un color liso. Tendrás opciones para combinarlos a la perfección.

Leggings térmicos

Esta prenda también es posible encontrarla confeccionada en materiales que garantizan mantener el calor corporal, por lo que son ideales para épocas de invierno. Este tipo de prenda es posible usarla debajo de otros pantalones sean de jean u otra tela y te mantendrán “calientita” cuando el frío aumente.

En general, estas prendas llegaron para quedarse, y pareciera que a pesar de que pueden cambiar en cuanto a tendencias y moda, ya se han convertido en un clásico. Es versátil y puedes usarla con estilos más formales o casuales, según sea tu necesidad, en un sinfín de combinaciones y acompañada de los más variados accesorios.

Los leggins son de esas prendas que llegaron para quedarse y es que además de ser una prenda bastante cómoda es increíblemente versátil que puedes utilizar con infinidad de accesorios y combinaciones.

Aunque su uso es común incluso a cualquier edad y en el mercado se consigue de todas las tallas y modelos, desde leggings para niñas,  leggings para hombres y leggings pre-mamá,  es importante no cometer los típicos errores de moda al usarlos, así que si deseas conocer de qué manera puedes usar esta prenda correctamente, no te pierdas estos consejos.

Una de las características de los leggings, es que no son ni pantalones ni medias, son leggings, tal cual, con sus condiciones de uso claras y establecidas. Tienen muchas ventajas, desde su comodidad, versatilidad y capacidad de añadirle estilo a cualquier estilo u outfit, pero debes tener claro, que NO son pantalones, por lo que con qué vas a combinarlos es un punto importante.

Otra de las condiciones es que si bien los leggings son prendas que puedes usar para casi cualquier ocasión, ciertamente la oficina no es una de ellas. Tampoco son el atuendo correcto para usarlos como medias bajo una falta o un vestido, pues no son medias.

Con qué combinarlos entonces? Siempre y en todos los casos con blusas largas, blusones o blazers que te cubran tu trasero o zona íntima, pues mostrar estas áreas de tu cuerpo, al usar unos leggings no es nada, pero nada elegante.

No se ve nada glamoroso ver tu cuerpo en su zona inferior con algo tan ceñido como un leggings. La idea no es que pueda verse tan expuesto y sin guardar nada a la imaginación áreas como tu trasero o tu cammel toe. Salvo que sean como los jeggings, que son mucho más gruesos. Para las más exigentes, no olvides que tampoco debes usarlo de tal manera que muestres tu ropa interior transparente, o tus imperfecciones, como tu celulitis, si la tienes, o las áreas fláccidas o menos favorecidas de tu cuerpo. Recuerda que nos vestimos para lucir mejor.

Otro de los aspectos importantes es el largo del leggings. Para los expertos en esta prenda, los que llegan hasta media pierna, pescador o capri, simplemente no deberían existir y menos para las chicas más gorditas, pues la harán lucir aún más. Inevitablemente, sus piernas lucirán más grandes, por eso el largo del leggings siempre debe ser hasta los tobillos, ni más ni menos.

Un siguiente consejo, siempre use ropa interior del mismo color, aunque lo ideal es que además no use leggings transparentes o leggings blancos, pues es muy difícil garantizar que no muestre más de lo debido. De manera que preferiblemente, usa leggings negros, pues se adaptan a cualquier figura, peso o estilo.

En resumen, la idea es que ni por muy claro u oscuro que sea el color de tu leggings, si te agachas, te sientas o realizas cualquier movimiento en el cual debas abrir un poco tus piernas, nadie podrá mirar lo que tienes abajo ni verá nada que no corresponda.

Sin embargo, nunca está de más cualquier precaución, por lo que usar tu ropa interior del mismo color o parecido, evita correr cualquier riesgo. Pero si aún quieres cuidar más tu apariencia, el tema de la ropa interior debajo de los leggings no solo es el tema del color, sino también de la talla. Usar tus panties más pequeñas de tu talla correcta, marcará tu cuerpo de tal forma que usando tus leggings favoritos no podrás ocultarlo. Por eso, ya sea leggings rojos, verde o de cualquier color, la ropa interior que usas debajo tiene mucho que ver.

Cuida también este detalle. En el artículo ocupamos un espacio completo para hablarte sobre leggings deportivos de mujer, pero salvo que sean de ese tejido especial, propio de la ropa para hacer ejercicios, no uses tus leggings “normales” para ir al gym, si no quieres que no quede espacio para la imaginación.

Por muy cómodos que parezcan, salvo que sean los especiales, los leggings no están confeccionados con la tecnología requerida para ser usados como atuendo para hacer ejercicios. El exceso de sudor lo dejará todo a la vista.

Los leggings blancos tampoco son una opción. Salvo que seas muy delgada, que puedas darte el lujo de usar colores claros, para el resto de las mortales, no es una buena elección. Si tienes tus piernas gruesas, elige mejor leggings de colores oscuros, pues disimularán mejor todas tus imperfecciones y todo lo indeseable aumenta tres veces su tamaño.

Cuando hablamos de leggings blancos, hablamos también de los colores beige, color carne o los muy de modo tonos nude. Parecerá que no llevas nada debajo, te lo aseguro.

Si bien los leggings son sumamente versátiles y aunque parezca increíble, no son para todas. Aquí debemos aplicar aquello que dice que aunque esté de moda no debes hacerlo si tu apariencia o tu estilo no van con ello. La premisa es que si está de moda y te hace ver mejor puedes usarlo,  pero si no, pasa a la siguiente opción.

En este sentido, podemos asegurar algo sin temor a equivocarnos y es que el leggings es una prenda que favorece más a las mujeres delgadas, a diferencia de otros estilos de atuendos que pueden adaptarse a diferentes tipos de figura. Siempre y cuando si no quieres dejar de hacerlo, usa de colores oscuros o negro y de telas más gruesas que disimulan más.

Si al leer estos consejos son varias las razones por las cuales no debes usar un leggings, entonces no lo hagas y decídete por los tradicionales jeans que tienen menos restricciones.

Qué opinión le merece una mujer usando leggings de cuero? O los leggings push-up. Los primeros son iguales a los convencionales, pero confeccionados con cuero o piel. Son considerados modernos y elegantes. Los llamados push-up, el mismo término utilizado para los brassieres, cumplen con la misma función de levantar en unas áreas y reducir en otras. En este caso la harán lucir la cintura más fina y el trasero más voluptuoso. No hay duda que beneficia la silueta femenina.

Leggings, calcedonia, pantalones elásticos, calcetas, como quiera llamarlos. Útiles, modernos, versátiles, confeccionados de diferentes tipos de tela, colores y texturas, una prenda que pareciera sencilla de usar, pero vimos que no. Y aunque no es para todas, hay opciones y jamás pareciera que pasarán de moda.